domingo, 3 de abril de 2016

La primavera, las fiestas y la faltriquera


Arreo DIY para la feria
Para mí la primavera es la época de las fiestas, pero de las folclóricas. Sí, empezamos con la feria de abril, la romería al Rocío, las cruces de mayo, la feria del Corpus,... Y muchas más que son menos famosas y que, incluso a mí que me encanta la jarana, no conozco.

LAS 2 FIESTAS DE GRANADA EN PRIMAVERA
Pero como yo soy de Graná, aquellas en las que he participado activamente y espero seguir participando y, por tanto, de las que puedo hablar con conocimiento de causa, son:

  • las cruces (día 3 de mayo), que tal y como se han celebrado tradicionalmente aquí, ha sido juntando a los vecinos a tomar algo como habas con salaíllas con unos cortes de tocino acompañados de vinos dulces caseros y decorando o dando ambiente con una cruz con flores, sin olvidar el simbólico pero clavado en la tijera.
  • la feria del Corpus, que tiene actividades para todos los gustos y edades pero que si sigue adelante es principalmente por el espíritu casetero, de carácter abierto y cosmopolita, como casi todo en esta ciudad.

Ambas ocasiones son perfectas para lucir maravillosos trajes de gitana (o trajes de flamenca), ¡si incluso hay una pasarela específica para esta rama de la moda! Y a ellos los vestiremos de corto.

Había pensado calificar de tradicionales a los trajes de gitana pero puede inducir a error, porque la pasarela que os comento, que se llama SIMOF, demuestra que el traje de flamenca tiene mucha innovación y que los hay para todos los gustos.

La cuestión es, que para mí, el traje de flamenca es, ante todo, un traje de fiesta, que se usa para ocasiones especiales, que la mayor parte de las veces se utiliza hecho a medida y, por tanto, personalizado. Además, como cuando nos arreglamos para ir de fiesta, se requieren unos complementos más llamativos y un poco especiales. Al conjunto de complementos de la vestimenta flamenca los llamamos arreos.

Y uno de los arreos menos conocidos y menos vistos porque su ubicación natural es oculta, por ejemplo entre los volantes o las enaguas, es la  faltriquera, la cual evita que tengamos que llevar bolso y podamos bailar libremente.

LA FALTRIQUERA: TUTORIAL DIY


Por la gran utilidad que tiene la faltriquera, me he decidido a elaborar para vosotros un tutorial de costura DIY.


En realidad, es un bolsillo o pequeño bolso, por lo que la forma será a gusto de cada uno, lo que os traigo es sólo un sencillo ejemplo. Las tradicionales faltriqueras llevan maravillosos bordados a juego con la indumentaria con la que se utilizan.
En esta ocasión me he decidido a cerrarla con unos automáticos para evitar los posibles enganchones, también es válido con botón. Pero cuidado con cremalleras o velcros porque, al situarse entre los vuelos de las faldas va a estar muy expuesto a la posibilidad de un desagradable desastre textil.

Tutorial DIY Bolsillo multiusos

Tutorial DIY Bolsillo multiusos

Igualmente, para aplicarlo en la prenda aconsejo que se cosa con puntada de bastilla o se prenda con un imperdible, siempre y cuando no se desee dejar fija en la prenda. De hecho, yo tengo la costumbre de tener una e intercambiarla de prenda. Aunque hay mucha gente que la confecciona del propio tejido de la prenda y la deja fija.

Bolsillo DIY oculto para viaje
Mi interés en enseñaros este enser es, aparte de mostraros un trocito de las tradiciones de mi tierra, aprender a hacer un objeto que es también un gran aliado para los viajes. Existen cantidad de portadocumentos diseñados para esconderlos durante los viajes y llevar con más seguridad cosas como el dinero en efectivo. Pues este tipo de bolsillo, que está diseñado para enganchar a nuestra indumentaria es ideal como compartimento secreto, por eso es conveniente no realizarlo en un tamaño muy grande sino lo justo para llevar lo básico como el dinero, el móvil, los documentos de identidad, alguna llave,... Cada un@ tiene sus imprescindibles a la hora de salir, de fiesta o de viaje.
Me encantará que me enseñéis vuestros bolsillos secretos y que hagáis comentarios sobre ellos.

Y, sobre todo, quiero que me contéis cosillas sobre los trajes folclóricos de vuestra zona y que me invitéis a conocer vuestras maravillosas fiestas.