jueves, 4 de febrero de 2016

Transformación de rebeca con botón

PERSONALIZACIÓN EN AZUL

abrochar presilla con adorno de botón forrado

Mi color favorito es el azul, en toda su gama. No lo puedo negar y estoy segura de que en este blog doy pistas suficientes sobre el asunto.
Seguramente hablaré largo y tendido sobre ello a través de estos textos que comparto con vosotros, pero hoy os lo digo porque alguien suspicaz encontrará similitudes entre esta publicación y la de mis camisetas con bolsillos y no sólo en el hecho de que son prendas personalizadas.
De hecho, esta historia empieza de manera similar a aquella: veo una prenda básica -azul-, la compro porque es barata y decido darle un toque personalizado, lo que la revaloriza.
En este caso, la prenda es una chaqueta de punto para mí, que es un tipo de prenda que utilizo mucho. Pero pasa el tiempo y no la estreno porque su corte no me convence: me veo más gorda, no tiene ningún sistema para cerrarla, …
chaqueta de punto

Total, que en una de las revisiones del armario la dejo en el montón de prendas para mejorar. Y un día que estaba buscando ideas para desarrollar en el curso de moda, me di cuenta de que si la rebeca cerraba en los hombros tenía muy buena caída. Así que compré unas presillas o automáticos porque no quería hacerle ojales y la profe me dió la idea de ponerle un botón forrado como adorno.


REBECA CRUZADA ORIGINAL


Obviamente, la rebeca, al cruzar, va un lado por debajo y otro por encima, por lo que en el hombro derecho la presilla “hembra” se sitúa por debajo para abrochar con la esquina superior derecha, situando el “macho” de la presilla por fuera. En el izquierdo la hembra va por encima en el hombro para abrochar con la esquina superior izquierda, por dentro.
Es en este último punto donde le coloco como adorno un botón forrado con una técnica muy sencilla.
Una curiosidad: si os fijais un poco, las prendas femeninas abrochan de derecha a izquierda, es decir, cuando llevan botones éstos van a la izquierda, al contrario de lo que ocurre en las prendas masculinas, norma del vestir que hay que respetar en los trabajos de costura que realicemos.


TÉCNICA PARA FORRAR BOTONES


Para el detalle que destaca en este arreglo utilicé un retal y un botón viejo. Os explico la técnica:
  1. Recortamos un círculo del doble del diámetro del botón más un margen de costura (en este caso 1 cm es suficiente). Para conseguir recortar un círculo fácilmente sin tener una plantilla podemos recortar un cuadrado de ancho el diámetro deseado, doblar la tela por la mitad en horizontal 2 veces y en diagonal una vez. Así nos queda una cuña a la que le recortamos las esquinas del borde de forma redondeada para que nos quede con forma de trozo de pizza o de tarta, al gusto
    botón forrado con retal y cosido
  2. Cosemos por el contorno del círculo original, es decir, a 0,5 cm del borde, con puntada de bastilla. Tiramos un poco del hilo para que se vaya formando una bolsita
  3. Introducimos el botón dentro y terminamos de apretar la costura. Cosemos de lado a lado para terminar de cerrar. Si nos sobra mucha tela porque hemos dejado demasiado margen de costura, podemos recortar
  4. Por último, aplicamos el botón en el lado contrario a la última presilla que hemos colocado con cualquier método de coser botones

Voilà! Ya le hemos dado una vida nueva a esta rebeca o chaqueta de punto. Sencillo, verdad? Pues ahora, a compartirlo.

Si lo ponéis en práctica y os surgen dudas, dejad vuestros comentarios. Si necesitáis un paso a paso en fotos, no tenéis mas que comentarlo. Vamos, que todos los comentarios son bien recibidos.