domingo, 10 de enero de 2016

Receta de Brownie con Ram a la taza

Esta vez me desvío un poco del tema de la moda ya que, tras las fiestas en familia, los planes ejecutados han sido en familia.

Es este caso he aprovechado el sorteo Chocolatea la Navidad con RAM para experimentar un poco en la cocina y, de paso, entretener a los niños y usar mi nueva Thermomix. A mis hijos les encanta ayudarnos a cocinar y, si lo que hay que hacer es mover una masa, son unos ayudantes extraordinarios.

Hoy es el último día para participar con estos 3 ingredientes obligatorios: RAM a la taza, bizcocho y nueces. Cuando leí estos ingredientes pensé inmediatamente en un brownie y me puse manos a la obra.

Por desgracia, no soy muy buena en interpretar los ingredientes de las recetas y me ha costado un poquito pillarle el punto a la textura al sustituir el chocolate fondant por el chocolate RAM a la taza. Pero como dice el refrán, a la tercera va la vencida y, sí, han hecho falta dos intentos fallidos para conseguir un resultado final más que satisfactorio. Entre otras cosas, me he visto obligada a echarle levadura, aunque los orígenes del brownie indican que su característica es que es un bizcocho sin levadura.


Brownie de RAM a la taza


Ingredientes:


1 huevo
200 gr. harina
1/2 sobre de levadura en polvo
200 gr. azúcar
100 gr. mantequilla
100 ml. Ram a la taza y otro poco para decorar
50 gr. nueces
50 gr. chocolate para postres


Preparación:


Precalentar el horno a 190º.
Mezclar la harina con la levadura. Añadir el huevo, el azúcar, el chocolate ram a la taza y la mantequilla a punto pomada (temperatura ambiente). Remover hasta obtener una masa homogénea.
Picar el chocolate sólido hasta obtener un polvo grueso (no pasa nada si quedan trozos más grandes, que luego te encuentras la sorpresa del chocolate derretido al morder) y agregar a la mezcla. Picar la mayor parte de las nueces en trozos pequeños (reservar las que estén más enteras para decorar) y agregar.
Preparar un molde para horno grande, preferentemente rectangular, bien engrasándolo y espolvoreándole un poco de harina para que no se pegue el resultado final o cubrir el interior del molde con papel de horno.
Introducir la mezcla en el recipiente, colocar las nueces restantes adornando y hornear durante 30 minutos aproximadamente, hasta que el exterior del bizcocho esté crujiente. Yo he utilizado la función de convección del horno, que mejora la cocción de los bizcochos.

Cuenco personalizado para brownie con helado
Para servir:


En esta ocasión yo lo he acompañado de helado de vainilla y lo he decorado con unos chorreones de Ram a la taza.

Otra opción muy rica es sumergirlo en chocolate RAM a la taza calentito y entonces creo que
podríamos considerarlo una dulce muerte por chocolate. Ésta opción queda increíble si la decoras con leche condensada, que le da un sabor indescriptiblemente dulce y delicioso a este chocolate.


El resultado lo considero un éxito: ¡Si me llego a despistar no queda brownie para hacer la foto! ¡Entre los 3 se han comido la mitad en un abrir y cerrar de ojos! Por esto no me aventuro a calcular las porciones que salen.

Probadlo y, si el vuestro es mejor, ¡compartidlo conmigo en los comentarios!.

Para la foto del resultado he usado un precioso cuenco personalizado del taller de artesanía de la familia de mi amiga Olga, que me lo regaló cuando nació mi peque. ¿A que es una monada?