jueves, 31 de diciembre de 2015

16+1 Propósitos de año nuevo para nuestro guardarropa


Siendo la fecha que es y estando en la época de transición del año solar, por el que se rige nuestro calendario, no podemos evitar echar la vista atrás, hacer balance del año que acaba, y empezar con ilusión y buenos propósitos el año que está al llegar.

Además, por mi educación católica, me han enseñado a hacer acto de constricción y a planificar tiempos de reflexión, que en el año litúrgico están establecidos en el Adviento y la Cuaresma.

Pues con este doble espíritu de renovación (el astronómico y el religioso), os presento mis 16 propósitos para el 2016, +1 para celebrar que es un año bisiesto, con un día más para cumplir esos propósitos.

Todos son propuestas para actualizar nuestro armario. Ya dispongas de un generoso vestidor o compartas un discreto armario, son tips útiles a la hora de organizarlo y renovarlo.

16+1 organización armario donar, reciclar, reutilizar




  1. Revisar el armario: en estos casos yo lo saco todo y voy revisando cada cosa y haciendo diferentes montones
  2. En el primero va aquella ropa, calzado y otros complementos ideales para donar ya que no usamos y están en condiciones óptimas de uso, por lo que pueden servirles a gente que no tiene recursos suficientes para adquirirlos
  3. Contenedores Inagra Granada para reciclaje de ropa. Tu ropa tiene la tela de vida
    Contenedores reciclaje ropa 
    Otro montón será para reciclar lo que está deteriorado usando los contenedores al efecto, que gestionan empresas que se encargan de clasificarlos y, entre otros, destinan estos para fabricar tejidos reciclados o nuevos materiales
  1. Siempre tengo otro montón que contiene aquellas prendas que amamos pero que pasaron de moda o que ya no nos quedan bien y nos piden a gritos darle nueva vida. Con unos pequeños cambios como ensanchar una falda con unas tiras decorativas o estrechar unos pantalones rectos para que sean pitillo.
  2. Arreglar lo que no usamos porque se le cayó un botón o tuvo un enganchón y aún no hemos arreglado
  3. También están aquellas prendas básicas que podemos mejorar personalizándolas. Un buen ejemplo son las camisetas con bolsillos de mi post anterior
  1. O transformar, por ejemplo, camisetas en trapillo, camisas en delantales, jerseys en bufandas.
  2. Al final, tengo un montón de guardar para aquello que no está en nuestra talla actual pero que lo estará. Aquí también está lo que no es de la temporada y nos interesa guardar en una caja en segundo plano hasta que vuelva el verano.
  3. Cuando ya no nos quedan montones pero queremos hacer hueco en nuestro armario, podemos vender aquello que tiene valor pero que no utilizamos, por internet se puede vender casi y todo y, si realmente tiene valor, podemos conseguir dinerillo para nuestra siguiente sesión de shopping (y un hueco que rellenar)
  4. Todos tenemos eventos que requieren prendas y complementos de fiesta. Normalmente, nos compramos el modelito de turno y no lo volvemos a utilizar. Para evitar llenar nuestro armario de este tipo de prendas, existe Monauri, un negocio que te da la opción de alquilar ¡el modelito completo, incluidos los complementos!
  5. Compartir: con la moda de las prendas boyfriend podemos coger de nuestro chico unos pantalones o una camisa y a él..., a cambio le dejaremos ¿nuestros foulards?...¿?
  6. ¿Cuántas veces no hemos visto a nuestra amiga que lleva un bolso que le pega con unos zapatos que no usamos? ¿Y esos pendientes que tiene ella a su vez que hacen juego con el colgante que nos compramos la semana pasada? Pues intercambiamos y así,  todas conjuntadas y contentas
  7. Por supuesto, no se me puede olvidar el clásico préstamo. Sobre todo cuando es una prenda que nos ocupa mucho espacio y que no prevemos utilizar en una temporada como los pantalones de esquí.
  8. Y ahora llegamos a la parte realmente complicada de esta lista, la que implica un mayor compromiso organizativo por nuestra parte: ordenar todo lo que ha quedado de forma que esté a la vista y nos sea más fácil encontrar lo que necesitamos y buscamos en cada momento
  9. En mi caso, me ayuda clasificar por tipo de prenda (vestidos, pantalones, chaquetas, camisetas,...), por tipo de corte (camisetas de manga larga, de manga corta, de tirantes,...), temporada (jerseys más a la mano en invierno y pareos más a la mano en verano), uso (diario o eventual) y color.
  10. Repetir la clasificación la próxima temporada

 16+1. Informarnos sobre todos los sitios que hay cerca nuestra donde optimizar los 16 anteriores (buscar contenedores, roperos y centros de recogida y distribución a los necesitados, buscar marcas sostenibles, ...)

Me encantaría que comentaras cuáles de estos propósitos has llevado a cabo, con qué frecuencia y cómo valoras estas experiencias. Espero también, por supuesto, comentarios con aquellas de vuestras ideas que pueden ampliar y mejorar esta lista.

Os dejo de regalo un vídeo de regalo sobre el tema que me ha encantado y en Pinterest iré colgando infografías interesantes sobre el tema.


Próspero 2016